You are currently browsing the monthly archive for octubre 2008.

Me ha llegado tu catálogo, se ha quedado un poco jodido después de que la cartera lo doblase y lo metiese a presión en el buzón, pero me ha gustado mucho. Fascinante el mundo de plástico. Entronca mucho con el tema de la seducción, del que tanto hemos hablado.

Aviso para navegantes, si mandáis un sobre grande acordaos de escribir el “NO DOBLAR”, mi cartera no tiene piedad.

No me extraña que les quieras ver, Ana, Maria y Emilio estaban guapisimos, radiantes. Creo que a mi tio, a juzgar por unas fotos que me mando mi padre, le gusto demadiado el chal de Maria y se lo puso de turbante. Vivan las bodas, eh?

Y que bonitas son las fotos de aurreskus, no? Los ingleses estaban atontados con el tio. Que hace? Que se va a descalabrar! Ademas sacan unas sombras increibles si have un poco de sol. Menos mal que no me dio por llorar, aunque casi casi. Pero eso no es malo…

Chicas, decidme si quereis mas, que yo estoy como muy sensible con eso de aburrir a todo el mundo con tanta foto, la verdad. Si me decis que si, en cuanto tenga tiempo hago una seleccion, que he estado muy vaga ultimamente con este guindo y el trabajo no es excusa suficiente. Con la de cosas que tengo que contar. Mas que nada sobre Duchamp, y sobre las novelas de misterio. Y sobre Louise Bourgeois, Pili, que me encanta el libro que me recomendaste. Ole mis chicas!

Me voy a la cama que estoy con la Dalia Negra esa que me tiene en ascuas. Que hariamos sin libros, eh? Ya lo decia Morrissey: there’s more to life than books, you know, but not much more…

Este sabado estuve en una boda (con aurresku y todo), y me he acordado de que llevo tiempo esperando alguna fotito de tu boda lauri, si te apetece…ya que no pude ir …

Precisamente hace unos días leí un ensayo de David Foster Wallace sobre la importancia del viento en la vida cotidiana  del pueblo de Illinois donde vivió su infancia y adolescencia y donde jugaba al tenis calculando el efecto del viento sobre la bola: “Deporte derivado en el corredor de los tornados” se llama.

“Pero sobre todo el viento. El factor más importante en la vida al aire libre en Illinois es el viento. Recuerdo muchos chistes locales sobre veletas dobladas y cobertizos inclinados, y más sobrenombres en el interior del estado para tipos de vientos de los que hay en Malamut para la nieve. El viento tenía personalidad, (mal) humor y, por lo visto, voluntad propia. El viento hacía volar las hojas secas en forma de líneas intercaladas y arcos de fuerza tan regulares que uno podía fotografiarlos para un libro de texto sobre la Regla de Cramer y los productos cruzados de las curvas en tres dimensiones. [ … ] La mayoría de la gente de Philo no se peinaba porque era una pérdida de tiempo. Las señoras llevaban telas de plástico atadas por encima de sus peinados de peluquería tan a menudo, que yo creía que creía que era obligatorio llevarlas en todo peinado realmente elegante. Las chicas de la Costa Este que salían con el pelo suelto y ondeando parecían desnudas y silenciosas. Viento, viento, etcétera.”


Esta
vida
demasiado
plácida
me
extingue.
Estas horas
solemnes
sofocan
los incendios
imprudentes
y los papeles
en llamas.
Ansío el
terremoto particular
que alguien
me ha
prometido.

Soy el hombre
delgado
que no flaqueará
jamás.

Pedro Casariego Córdoba: La vida puede ser una lata. (Zigzag, Madrid, 1988; Árdora, Madrid, 1994;)

Nuestras palabras
nos impiden hablar.
Parecía imposible.
Nuestras propias palabras.

<<En cierto sentido todas las vidas son una misma cosa,
ya que cada vida es una cuerda.
Pero unas cuerdas sirven para saltar a la comba
y otras para ahorcarse con ellas
>>.

y aquí entre dos calmas
lejos del cementerio
abro un libro de silencios
por la página de tu espalda
y encuentro la palabra alegría
y la palabra alegría lleva acento
y yo se lo quito
y te lo pongo en la nuca

Pedro Casariego Córdoba
Poemas encadenados (1977-1987)

Octubre es el mes del viento sur, y en esa lucha entre el sur y el noroeste, que si meto la borrasca que si no te dejo, van peinando las nubes. Qué regalo de amanecer!